Apodada "La Pasionaria uruguaya"

por su firmeza y fogosidad, mujer de " Bronce y Miel "

Julia Arévalo primer senadora latinoamericana

Julia Arévalo fue la más relevante de las luchadoras sociales del Uruguay

Debemos aunar esta figura femenina a la de la Dra. Paulina Luisi, que tuvieron distintos orígenes, pero un mismo ideal... el reinvindicar el lugar, los derechos de la mujer en la sociedad de todos los tiempos.

Dirigente sindical, defensora de los derechos de la mujer,

Edil primero, luego Diputada electa en 1942, fue con su gran prestigio que en 1946 llegó a  ser Senadora de la República, siendo la primera mujer que en representación de la izquierda accedió a tan alta responsabilidad política, y primera senadora comunista en el continente.

Su trayectoria fue tan influyente en el movimiento sindical y en la izquierda nacional que marcó todo un estilo de militancia social y política, el que es reivindicado como modelo ejemplar de abnegación, firmeza e inteligencia no sólo por el Partido Comunista de Uruguay, del que fue destacada dirigente, sino también por todo el movimiento popular.

Nacida en el Departamento de Lavalleja el 1° de Julio de 1898, Julia comenzó a participar en las luchas sociales cuando aún era muy pequeña. Sólo pudo cursar hasta el 4° grado de educación primaria.

Como miles de niños de ese entonces entró a trabajar en una fábrica de Montevideo a la edad de 10 años y a la edad de 15 años por sus convicciones sociales se afilia al Partido Socialista, al que pertenecía también su padre, un trabajador de la compañía de tranvías.

En 1915 ya es reconocida por sus compañeros como dirigente del sindicato tabacalero destacándose tempranamente por su elocuente oratoria, su valentía frente a la intolerancia patronal y su gran capacidad organizativa. Y hacia 1920, participa activamente en el proceso que llevó a la fundación del Partido Comunista.

Su vida estuvo signada por sus convicciones revolucionarias. Así, en la década de los treinta, fue una de las principales organizadoras de los trabajadores rurales y conductora de su lucha por la tierra, habiendo actuado también en las luchas políticas contra la Dictadura del Dr. Gabriel Terra. En esas circunstancias junto a sus compañeros sufrió la dura represión del régimen siendo varias veces apresada por organizar actos opositores.

Apoyó firmemente las actividades de solidaridad con la República Española durante la Guerra Civil, así como en el movimiento de mujeres solidarias con los Aliados y en lucha contra el nazismo y fascismo alemán de la Segunda Guerra Mundial que se desarrollaron en el país.

Como dirigente obrera y parlamentaria tuvo un muy destacado papel en la defensa de los derechos de los trabajadores y de las mujeres, impulsando leyes como la de los Derechos Civiles de la Mujer.
En 1945, al finalizar la Segunda Guerra Mundial, participó en París en la fundación de la Federación Internacional Democrática de Mujeres (FEDIM).

A partir del golpe de Estado y la Dictadura de la “Seguridad Nacional” que se instaló en el país entre los años 1973 y 1985, Julia Arévalo, ya anciana, continuó demostrando su extraordinaria firmeza al participar de actividades de resistencia política al régimen.

Falleció el 18 de agosto de 1985, pocos meses después de la finalización de la Dictadura, recibiendo el emocionado homenaje de todo el movimiento popular, que la recuerda como una de sus más admirables figuras históricas.

Basado en información de: correo.com.uy

Comentar con Google+